LO ULTIMO
Home / Mundo / Actualidad / Las lluvias torrenciales colapsan Río
Labores de limpieza en Río de Janeiro.
Labores de limpieza en Río de Janeiro.

Las lluvias torrenciales colapsan Río

Labores de limpieza en Río de Janeiro.

Labores de limpieza en Río de Janeiro.

Río de Janeiro está reviviendo la pesadilla de las lluvias torrenciales. Desde la madrugada de este miércoles varios barrios de la futura sede olímpica están colapsados por las inundaciones y los aguaceros que no dan tregua. Dos arterias principales de acceso a la capital fluminense llevan varias horas cortadas en varios de tramos, el aeropuerto de vuelos domésticos Santos Dumont paralizó las operaciones durante dos horas y más de 200 escuelas han suspendido las clases. El alcalde, Eduardo Paes, pidió a sus conciudadanos que eviten salir a la calle. Según la alcaldía, durante diez horas las nubes descargaron sobre Río todo el agua que se esperaba para diciembre. Los bomberos han confirmado que hay al menos dos víctimas mortales.

Las imágenes captadas en la zona norte de la ciudad, especialmente golpeada por las inundaciones, son sobrecogedoras. Los equipos de rescate usan balsas para transportar a los damnificados y grupos de vecinos en la localidad de Nova Iguaçu -donde la situación es especialmente trágica y se ha declarado el estado de emergencia- han montado barricadas con neumáticos en llamas en señal de protesta. La avenida Brasil, uno de los principales accesos a la ciudad que atraviesa los barrios más afectados por las lluvias, ha permanecido colapsada buena parte del día y ha vivido saqueos de vehículos de carga.

Según la información de los servicios de emergencia, el cuerpo de un hombre de unos cincuenta años fue encontrado en las inmediaciones del río Botas, en el municipio Belford Roxo. También confirmaron la muerte de un joven sin aportar información sobre su identidad.

En Nova Iguaçu el agua ha provocado que más de 2.000 personas tengan que abandonar sus viviendas, según datos de la alcaldía. La avenida Radial Oeste, la avenida Brasil y la Autopista Presidente Dutra permanecen cortadas en varios de sus tramos. Estas arterias son las responsables de que cientos de miles de vehículos puedan acceder y abandonar la ciudad diariamente. La Presidente Dutra, en particular, es la ruta que conecta Río de Janeiro y Sao Paulo, las dos mayores ciudades de Brasil. Todo el transporte terreste entre las dos capitales se realiza por esa carretera.

Los transportes públicos urbanos, como el metro y la sobrecargada y polémica red de autobuses, no dan abasto ante el aluvión de personas que ha optado por dejar el coche en casa y las avenidas colapsadas por el agua. Hacía tiempo que no se veían estas escenas en la capital, aunque anualmente entre diciembre y marzo suelen producirse fuertes lluvias que golpean con dureza diferentes áreas del Estado de Río. La vecina región serrana suele ser escenario de tragedias provocadas por la lluvia todos los inicios de año.

Ante la gravedad de la situación, la presidenta Dilma Rousseff se puso en contacto con el Gobernador, Sergio Cabral, y con el alcalde, Eduardo Paes, para ofrecerles ayuda y solidarizarse con la ciudad. Río de Janeiro es una ciudad con una orografía muy particular, plagada de cerros y desniveles, que dificulta la canalización del agua de lluvia, cuando esta cae en grandes cantidades. En abril de 2010 la ciudad sufrió aguaceros similares que paralizaron la ciudad durante más de 24 horas y dejaron un reguero de destrucción inédito en las últimas décadas. En aquel momento se cuestionó que la futura sede olímpica no estuviese preparada para este tipo de contingencias. El alcalde, entonces, respondió lo mismo que hoy: cuando llueve tanto, no hay como evitarlo.

Commentarios

commentarios

Sobre Damian Nogues

Deja un comentario