LO ULTIMO
Home / Mundo / Economía / El Senado argentino aprueba el acuerdo con Repsol por la expropiación de YPF
El pleno del Senado argentino debate el proyecto para compensar a la petrolera / EFE
El pleno del Senado argentino debate el proyecto para compensar a la petrolera / EFE

El Senado argentino aprueba el acuerdo con Repsol por la expropiación de YPF

El acuerdo establece una indemnización para la petrolera española de 5.000 millones de dólares en bonos y que se saldará en 2033

Ya no habrá marcha atrás. El Senado argentino aprobó el acuerdo alcanzado por el Gobierno de Cristina Fernández y la petrolera española Repsol por la expropiación del 51% de las acciones de YPF, lo que despeja el camino para su ratificación definitiva en el Parlamento en las próximas semanas. Tras más de once horas de debate en la Cámara Alta, el oficialismo logró imponer su mayoría y el proyecto fue aprobado con 42 votos a favor, 18 en contra y ocho abstenciones.

El acuerdo fue firmado por Repsol y el Gobierno argentino el pasado 27 de febrero y establece una indemnización para la petrolera española de 5.000 millones de dólares (3.630 millones de euros) en bonos, una deuda que se terminará de saldar en 2033. “Se prevé una compensación adecuada y justa”, aseguró durante el debate la senadora Rosana Bertone, del gobernante Frente para la Victoria, quien afirmó que el acuerdo permitirá “avanzar en el plan de inversiones de YPF”.

En igual línea, el titular de la Comisión de Energía del Senado, Guillermo Pereyra, del Movimiento Popular Neuquino, dijo que el convenio para indemnizar a Repsol “abre las puertas a las inversiones” de nuevas empresas en Argentina. Fue la presidenta del país, Cristina Fernández quien anunció en abril de 2012 que el Estado declaraba de utilidad pública y sujeto a la expropiación el 51% de las acciones pertenecientes a Repsol-YPF. De ese porcentaje, el 51% iría a manos del Gobierno Nacional y el otro pasaría al control de las diez provincias productoras de hidrocarburos. De este modo, el Gobierno contará con un 26,01% del capital final y los gobernadores con el 24,99%. Todas las acciones se le expropian a Repsol y ninguna al grupo argentino Petersen, de la familia Eskenazi, que posee el 25% de Repsol-YPF.

Durante la discusión de este jueves en la Cámara Alta, el titular de la opositora Unión Cívica Radical, Ernesto Sanz, reconoció que desde que el Estado argentino está a cargo de la gestión de YPF “hubo mejoras en la exploración y en la explotación” debido a que “en lugar de usar estos años utilidades para girar al exterior, las usaron para reinvertir”.

Sanz, que votó en contra, sostuvo que “el kirchnerismo toma ahora el atajo de la solución amigable para salir del embrollo en que se metió con la expropiación”. En tanto, el senador Fernando “Pino” Solanas, de la coalición Unen, también contrario al acuerdo, cuestionó que “ningún gobierno fue capaz de exigirle a las petroleras el cumplimiento de las inversiones y de los contratos”.

Según el senador opositor, Argentina deberá pagar hasta el 2033, más de 13.700 millones de dólares (9.950 millones de euros) -entre capital e intereses- que “saldrán del bolsillo del pueblo argentino”. Un extremo rechazado por el senador Aníbal Fernández, exjefe de Gabinete, quien aseguró que “en ningún caso Repsol podrá recibir más de 5.000 millones de dólares” por la expropiación. Fernández insistió en que el objetivo que persigue el acuerdo es “el autoabastecimiento hidrocarburífero” del país.

El acuerdo supondrá para Argentina la emisión de deuda pública de hasta 6.000 millones de dólares (4.450 millones de euros), que incluirán 5.000 millones de dólares (3.630 millones de euros) en títulos a valor nominal que se entregarán a Repsol más otros 1.000 millones (726 millones de euros) para cubrir la suma acordada en caso de que los títulos coticen en el mercado por debajo de su valor nominal.

Para entrar en vigor, el acuerdo debe ser ratificado por la junta de accionistas de Repsol, que se reunirá a finales de este mes, y por el Parlamento argentino, antes del 1 de mayo. YPF está bajo control del Estado argentino desde mayo de 2012, cuando el Parlamento aprobó la expropiación del 51% de las acciones de la petrolera a la española Repsol, que mantiene una participación del 12 % en la mayor productora de hidrocarburos del país sudamericano.

La petrolera argentina registró el año pasado un beneficio neto de 5.681 millones de pesos (710,1 millones de dólares), con un alza interanual 45,6%.

Commentarios

commentarios

Sobre Matías Vega

Webmaster y publicador en el Periódico El latino.

Deja un comentario