LO ULTIMO
Home / Social / Opinión / ¿Como Rompo mis Limites ?
Debes ejercitar tu seguridad y tus convicciones todos los días
Debes ejercitar tu seguridad y tus convicciones todos los días

¿Como Rompo mis Limites ?

Debes ejercitar tu seguridad y tus convicciones todos los días

Debes ejercitar tu seguridad y tus convicciones todos los días

CONVICCIÓN PARA ROMPER LÍMITES
Cuando los límites y los obstáculos parecieran ser inamovibles, cuando todo
parece estar en tu contra y ya no sabes qué más hacer, puedes tener dos
actitudes:
• Te autoboicoteas: te enojas y te llenas de bronca, te deprimes y
abandonas todo a mitad de camino, renunciando a tus proyectos.
• O recuperas la pasión por tu meta, aceptas el desafío y no te detienes
hasta alcanzarla.
Si permitimos que el dolor, el enojo y la bronca nos frustre y se arraigue en
nuestra vida, seguramente bloqueará toda la capacidad que tenemos para
revertir esa circunstancia. El tiempo seguirá avanzando, el problema
permanecerá firme en el mismo lugar y finalmente lo aceptaremos,
resignándonos a vivir con él sin resolverlo. Y es así como una vez más la
frustración nos gana la pulseada.
Los obstáculos y los límites que nosotros mismos nos establecemos o que
permitimos que otros nos impongan, permanentemente nos hacen
autoboicotearnos, quebrando así el único ingrediente que necesitamos para
alcanzar cada meta que hemos establecido: fe y confianza en nosotros mismos.
Sin embargo, cada fracaso y cada trampa mental deberán ser refutados
con la solución y la creencia correctas. Desde el momento en que descubras que
cada problema o dificultad es también una oportunidad, tu nivel de fe y
confianza aumentará y estarás listo para que ningún monte, ni muro, ni
paredón te detenga.
Debes ejercitar tu seguridad y tus convicciones todos los días. Lo que
necesitas ya está dentro de ti, sólo tienes que hacerlo crecer. Tu confianza, como
tu fe, tal vez hoy sea como un grano de mostaza pequeño, pero tiene la fuerza
precisa y el poder suficiente para mover montañas.
Cuando se enfrentaron David y Goliat, todos a su alrededor veían lo
grande que era Goliat y lo chiquito que era David, pero nadie sabía lo que la fe
de David le repetía en su mente: Goliat es demasiado grande para errarle, vamos,
apunta en el blanco y derríbalo. Cuando la confianza en ti mismo sea ilimitada, no
habrá techo, ni muro, ni gente que pueda frenarte y detenerte.
Los tiempos de preparación no son tiempos perdidos sino invertidos.
Todo resultado adverso puede ser refutado y transformado a tu favor. Puedes
ver el vaso medio vacío o medio lleno. Depende del lugar en el que te pares a
mirarlo.
SI YO NO SIRVO TÚ TAMPOCO. FE ES SEGURIDAD EN MÍ
Por un momento detente, obsérvate y piensa:
• ¿Cómo te definirías a ti mismo?
• ¿Qué cosas negativas tienes y quieres cambiar?
• ¿Qué es lo mejor que tienes?
• ¿Cuál es tu talón de Aquiles?
• ¿Y tu fortaleza?
Todos tenemos una imagen de nosotros mismos, y esa imagen conforma
lo que llamamos autoestima, la cual será positiva o negativa de acuerdo con la
forma en que nos percibamos, nos miremos y nos describamos.
Somos nosotros mismos quienes nos calificamos como buenos o malos, y
según ese puntaje otorgado nos presentamos y nos predisponemos frente a la
vida y a los otros. Si tu autoestima es pobre, seguramente te sentirás incapaz de
alcanzar un mejor sueldo, un mejor trabajo, una casa más grande, un proyecto
mejor; porque según el valor que te adjudiques, de tal forma funcionarás. 13
Cuando caminas y te mueves con seguridad, tu estima aumenta, se
fortalece y pasas de ser un individuo pasivo a ser una persona activa. Dejas de
autoboicotearte para entrar en la senda de la acción. Del letargo pasarás al
movimiento con resultados extraordinarios. De la soledad pasarás a
experimentar un aumento veloz de relaciones interpersonales. De caminar con
miedo e inseguridad, te encontrarás dando pasos firmes, con convicción y
certeza. Del llanto y de la queja continua te encontrarás disfrutando de la vida y
en el lugar donde las cosas suceden.
La calificación que nosotros mismos nos atribuimos es lo que llamamos
autoestima. Lo que tú creas, es lo que te sucederá. ¿Por qué vivir en medio de la
pobreza cuando fuiste creado para vivir a lo grande y en medio de la
abundancia? ¿Por qué mendigar un poco de amor cuando eres merecedor de
que te amen y te respeten por quien eres? ¿Por qué ponerte trabas a ti mismo
cuando podrías desarrollar plenamente todo tu potencial?
El grado de satisfacción con uno mismo será proporcional a la sensación
que tengas de estar controlando tu propia vida. Tú sirves. Date valor.
¡Recupera tu confianza y tu estima!
Puedes tener metas, proyectos, propósitos, pero sin estima las cosas
seguirán funcionando en el nivel donde los resultados que esperamos no
aparecen; y si tu estima es manipulada y vulnerada por los demás, serás un
blanco fácil donde irán dirigidas las agresiones y las broncas de tu alrededor.
Cuando las palabras del otro no puedan herir tus emociones ni robarte el sueño,
pasarás a un nuevo nivel de seguridad donde todo lo que hagas te saldrá bien.
Una decisión errónea o la trampa de pensar “yo no valgo nada”, sólo te
debilitará y te hará perder fuerzas en pequeneces cuando lo que necesitas es
poner tu mente en los proyectos grandes que tienes por delante.
El dolor sólo hará que te ocultes y olvides tus sueños. Si estás lastimado,
ofendido y humillado, la confianza en ti mismo que necesitas hacer crecer para
no autoboicotearte no podrá ser gestada. Piensas que al otro le sale todo bien y
a ti no, y dices: ¿cuándo me va a tocar a mí?, ¿y yo para cuándo?
El hecho es que hay principios de éxito que los que ya alcanzaron sus
sueños pusieron en práctica, y hoy te toca aprenderlos a ti. Cuando seas libre de
la opinión de los demás, tu éxito estará listo para salir a la luz. Para entrar a un
nuevo nivel de confianza en ti mismo, no esperes nada de nadie y sé libre de la
gente y de sus opiniones.
El escritor Enrie Zelinski dice: Trabaja en lo que eres y no en lo que no eres.
Nada supone una mayor pérdida de tiempo que intentar ser lo que no eres y lo que
nunca serás. Haz aquello para lo que seas más apto y triunfarás con menor estrés y
esfuerzo. Hagas lo que hagas, igual te van a criticar. Las emociones de los otros
no te pertenecen, y como dice una canción: que digan lo que quieran… 14
Afirma, valora tu ser interior, desarrolla una estima inquebrantable y pon
en práctica esta ecuación: cuanta más confianza, más estima; cuanta más estima,
más metas alcanzadas.
Palabras como multiplicación, crecimiento, mejoramiento continuo, superación,
estudio, avance, meta deben arraigarse en tu mente y deben crecer sin topes. La
limitación no es tu casa, no es tu habitación, no es tu habitat.
El éxito y los sueños son tu herencia. Que el mundo entero te conozca es tu
destino, que tus libros sean leídos o que tus programas sean comprados en todo
el mundo, ese es tu destino. Tu propósito es ser como el árbol plantado a la
orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se
marchitan. ¡Y todo cuanto hace prospera!
El que te descalifica, el que menosprecia tus acciones y tus proyectos no
sabe que dentro de ti hay una semilla que será un árbol que pronto se
multiplicará hasta llegar a formar un bosque. Dentro de ti está la semilla, la
capacidad de brillar, el talento especial que sólo tú tienes y que te hará dar
frutos y ser rico.
No te detengas ante la opinión de los demás. Ashley Montagu decía: El
fracaso personal más profundo que padecen los seres humanos es el que constituye la
diferencia entre lo que uno era capaz de llegar a ser y lo que uno ha terminado siendo.
¿Acaso es tan importante la opinión de los otros?, ¿puede pesar más que
tu propio deseo, que tu propia motivación…? Escuchar al otro no sólo te debilita
sino que te hace pensar que tienes que pedir permiso hasta para respirar.
¿Necesitas de su aprobación para seguir…? ¿Acaso su opinión es más
importante que la tuya? Estima y confianza están estrechamente relacionadas;
cada una de ellas se alimenta de la otra. Tu autoestima será positiva o estará
devaluada de acuerdo con la medida en que te determines a creer en ti mismo.
Cuantas menos trabas te pongas, mayor estima tendrás.
La estima no depende del grado de estudios que tengas, ni de tus logros,
ni del amor y el afecto que pudiste haber recibido o no de tus padres; depende
directamente de la medida de confianza en ti mismo que haya en tu corazón.
No pierdas tiempo en preguntarte: ¿cómo me verá el otro?, ¿qué estará esperando de
mí?, ¿qué dirá de lo que hice?, ¿me aceptará?
Sé libre de las voces externas que te descalifican y menosprecian.
Solamente tú puedes darle valor a tu vida… eres tú quien diseña tu propia vida.
De acuerdo con tu estima será el nivel de tus logros. La baja estima y la
trampa de pensar “yo no valgo nada” no te habilitará a entrar al mundo real,
sino que te detendrá y te hará permanecer en ambientes y en espacios donde
nada sucede. La baja estima te hará vivir lleno de culpas, de miedos propios y
ajenos…
La baja estima te encadenará a dos palabras: “permiso” y “perdón”…
Una buena estima hará que arrebates tu éxito.

Éxito = confianza = estima

Tal vez haya sueños o propósitos que tu mente pragmática te diga: no, eso
es una locura, ese sueño es imposible de realizar; sin embargo, a partir del momento
en el que tu nivel de confianza y estima comienza a crecer, estarás a pasos de
ver tu sueño cumplido.
Aprende a cuidar de ti mismo. Lo que otros esperen de ti… es su
problema. Tu meta es tener en claro el objetivo, trabajar en tus fuerzas y no en
tus debilidades. Espera lo mejor de ti y logra ser el mejor original de ti mismo.

Nadie te debe nada, pero tú tampoco le debes nada a nadie. Tu felicidad
y tu éxito sólo dependen de ti y ya están en tu interior; sólo tienes que darlos
a luz.

En los tiempos remotos, durante la creación de la tierra, hallábanse los
dioses hindúes reunidos en asamblea para decidir un importante asunto.
Estaban preocupados porque querían esconder el secreto de la felicidad
para que los mortales no pudieran descubrirlo, pues querían conservarlo
sólo para ellos. Shiva opinaba que debían guardarlo en lo más profundo
de los océanos, pero Brahma, que había convocado la asamblea, le recordó
que los mares podrían secarse. Sugirieron dejar su secreto en el fondo del
volcán más tenebroso, pero otra vez Brahma se negó porque los volcanes
también podrían apagarse. Devandiren, rey de los sem¡dioses, propuso
guardar el secreto en los cielos, pero tampoco fue escuchado ya que,
dijeron los demás, algún día un mortal podría volar como un pájaro.
Después de años enteros de discusiones, Brahma se pronunció y, muy
solemnemente, les dijo a los demás dioses: “Ya he tomado una decisión.
Vamos a guardar nuestro secreto en un lugar en el cual los mortales jamás
buscarían”. “¿Dónde, hijo mío?”, le preguntó Paraxati, y Brahma, su hijo y
esposo, le contestó: “Lo esconderemos dentro de ellos mismos”.

Todo lo que necesitas ya está en tu interior.

No autoboicotearme es tener confianza en mí.

Del Licenciado en Psicologia Bernardo Stamateas

Libro: Autoboicot
Del Licenciado en Psicologia
Bernardo Stamateas

Commentarios

commentarios

Sobre Damian Nogues

Deja un comentario